Hormigas zombis y el hongo alojado en el interior.

Cuando vemos una película de zombis, no nos da ningún miedo... de hecho muchas veces nos produce risa. Pero si nos hace reir, es solamente porque sabemos que no es real y lo vemos ridículo. Pero en la naturaleza, los zombis existen. Son las llamadas "Hormigas zombis".
En las húmedas y frondosas selvas tailandesas existe un hongo (Ophiocordyceps unilateralis) que es capaz de introducirse en el interior de cierta especie de hormiga, y desde dentro la manipula en su beneficio. No solo pasa con este hongo y con este tipo de hormigas... pero bueno, otro día hablaremos de esos....

El hongo parásito obliga a la hormiga a la que infecta, a morir en el lugar más adecuado para que el hongo crezca y se reproduzca. Básicamente les obligan a encontrar un lugar húmedo y alejado del sol, luego la hormiga zombi, clava sus mandíbula (en el envés de la hoja) y se agarra fuertemente con sus patas. En ese momento muere, el hongo empieza a desarrollarse, y la hormiga le ha servido de base, ya sea como cobijo bajo se exoesqueleto o como base para desarrollarse completamente.
Como una imagen vale más que mil palabras, os pongo aquí un video para que veais como pasa todo.



Ver este proceso es verdaderamente asombroso y hasta la fecha, no se sabe muy bien como el hongo puede controlar a la hormiga.

Más sobre los tardígrados u osos de agua..



Ya sé que hablé en otro artículo sobre los tardígrados u osos de agua. Pero esque estos pequeños bichos son realmente asombrosos, y he visto en un blog todas las pruebas que se le han hecho a estos pequeñines y la verdad, esque rompe todos los esquemas que teníamos no solo sobre ellos, sino sobre la vida en general.





VERDADERAMENTE ASOMBROSO!!!

El naturalista francés Louis Doyere los hirvió a 125º C durante varios minutos. Y sobrevivieron. En 1950, Paul Becquerel, fisiólogo francés, los congeló a un grado por encima del cero absoluto (- 273º C). Y no solo le sacaron la lengua, sino que también lo sacaron de quicio: unos años antes de aquel experimento Becquerel, había señalado que ningún ser viviente podría atravesar el espacio y resistir las rigurosas condiciones que reinan en el vacío. En el 2007, Ingmar Jonsson del Departamento de Ecología de la Universidad de Kristianstadt, Suecia, envió tardígrados al espacio a bordo de la misión.
Allí el vacío campa a sus anchas y la radiación ultravioleta es mil veces superior que en la Tierra. Pero los tardígrados se convirtieron en los primeros animales en sobrevivir en el espacio al volver vivos. Al igual que al ser sometidos a 6.000 atmósferas o seis veces la presión que hay a 10.000 metros bajo el mar o a una dosis de rayos X 250 veces más fuerte de la necesaria para matar cualquier mamífero.


Más información en la página Servicioshf.

El tiburón duende rosado (Mitsukurina owstoni)



El tiburón duende rosado puede llegar a medir hasta 4 metros de largo. Tiene un hocico alargado y aplanado, con una mandíbula larga, estrecha y con numerosos dientes largos y puntiagudos que pueden proyectarse ostensiblemente hacia el exterior para atrapar a sus presas. Esto no solo lo hace únicamente este tiburón... otros como el famoso blanco tambien tienen esta cualidad. De todas formas, cuando vemos imágenes del tiburon duende con la mandíbula desencajada la apariencia que tiene es horrible. Con sus ojos pequeños y esa cara tan "bonita", no me gustaría ser una presa suya y ser lo último en ver. Por cierto, entre sus presas se encuentran: peces, crustáceos y cefalópodos. Por ahora no personas. Y esuqe únicamente vive a mucha profundidad, a 1500 metros tengo entendido, y sube a la superficie pocas veces. Entre las veces que ha subido se ha intentado atrapar y conservar alguno con vida, pero ha sido imposible. Y algún ejemplar que consiguieron capturar, murió a las pocas semanas.
Océano Atlántico occidental y oriental, océano Índico occidental, océano Pacífico occidental desde Japón hasta Australia.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...