La corona de espinas.

Una de las más bellas estrellas de mar que podemos encontrar es la conocida Corona de Espinas o acantáster púrpura (Acanthaster planci).

Este animal es un depredador de coral. Su aspecto es rojizo, violeta rojizo y raramente de un rojo blanquecino. Posee entre 11 y 20 brazos y llega a alcanzar un diámetro de 60 cm. Está provista de espinas por todo el cuerpo que le proporcionan una buena defensa contra sus depredadores. El contacto con sus espinas provoca un dolor vivo, que puede durar unas cuatro horas, náuseas y vómitos. A menudo la región afectada alrededor del punto de contacto experimenta una fuerte inflamación con eritrema, cuyo edema puede durar varios días. Puede desplazarse a una velocidad de 20 metros por hora.

Este pequeño animalete es un gran indicador de la salud de los océanos de nuestro océanos. Al igual que pasa con al medusas Salpas, el número de Coronas de espinas es proporcionalmente INVERSO a la salud de los mares. Siendo más sencillo: Contra más sean... peor.

Esto se debe a que las Coronas de espinas, aparte de bonitas, comen mucho coral. Y mientras que sus depredadores van desapareciendo, estas aumentan y van acabando poco a poco con el ya dañado ecosistema coralino. Además tiene una forma muy curiosa de comerse los pólipos del coral: La Corona de Espinas se aposenta sobre una zona y saca el estómago por la boca. produciendo una digestión externa. Después, unos filamentos pilosos recogen la materia orgánica y la conducen al interior del animal. Cuando termina de alimentarse sólo queda una mancha blanca de coral muerto.

Aunque el coral tiene sus propios métodos de defensa frente a estos voraces depredadores, cada vez la estrella de mar es más numerosa. Entre los métodos de defensa podemos encontrar cangrejos que se refugian entre el coral y que con sus pinzas rompen las púas o espinas de la estrella de mar.... podríamos decir que es un aliado. Pero esto es insignificante.

Grupos de ecologistas y naturalistas que intervienen en los sistemas coralinos intentando detener la plaga encuentran difícil acabar con ellas ya que al igual que pasa con otras estrellas de mar, cuando se corta uno de los brazos puede llegar a regenerarse otra individuo más.

Takin, el vellocino de oro.

Este animal desconocido para muchos tiene varias peculiaridades que lo hacen un animal muy interesante. Veámos primero algo de información sobre este animal.

El Takin ( Budorcas taxicolor) se encuentra en las regiones montañosas, escondido de la civilización, en las montañas del Himalaya y el oeste de China a una altitud de 1,950-4,500 m.

Su peso rara vez sobrepasa los 350 kg y su altura en cruz es de 130 cm. Son herbívoros y sus depredadores son los osos y los lobos (aparte del hombre que es el de todas las demás especies).

Ahora veamos las dos características curiosas de este animal.

1º- Su apariencia es extraña, patas cortas y un cuerpo robusto y además es el más regordete de los bóvidos. No el más pesado, pero en relación a su tamaño, el más robusto.

2º- Aunque este animal puede parecer desconocido para muchos, por los países donde se encuentra se tiene muy valorado, de hecho es el animal nacional de Bután.

Y por último, hace 2300 años, en la mitología griega aparece en la historia de Jasón y los argonautas como el vellocino de oro. Pues bien, se piensa que el vellocino de oro hace referencia al vellón del Takin, un carnero de color amarillo, largo cabello castaño dorado que recordaba al oro.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...