La visión de las aves.

¿Cómo puede un buitre, al prospectar el terreno, ver un animal muerto a cientos de metros de altura y en una extensión de cientos de kilómetros? ¿Cómo puede ver un buho el pequeño movimientos de un ratón en plena oscuridad? ¿Cómo puede una águila harpía volar a toda velocidad sorteando los todos los obstáculos?

Todas estas ventajas visuales son características propias de las aves que, desarrollaron o mantuvieron a lo largo del proceso evolutivo... y que los humanos perdimos y por eso nos asombran tanto. Veamos las cuatro características principales que no tenemos los humanos:

1º- Luz ultravioleta. 

Nosotros, los humanos, al igual que otros simios, tenemos la capacidad de ver tres colores básicos o primarios (rojo, verde y azul), y gracias a esto y a su combinación, podemos ver miles de colores. Esta capacidad se debe a que los humanos tenemos en la retina tres tipos de conos diferentes, unos receptores para cada color. En cambio, las aves tienen cuatro tipos de conos. El cuarto sirve para el color ultravioleta y esto le da más información sobre las cosas que ven.

Aunque las aves verían la imagen de abajo con las dos partes juntas, esta nos sirve para hacernos una idea. Vemos que hay detalles en la parte ultravioleta (derecha) que nos proporciona más información y detalles que en la parte izquierda, no se aprecian.



2º- La superretina.

En general, las aves tienen, en proporción al cuerpo, unos ojos grandes. Y además en sus retinas tienen  una mayor concentración y cantidad de receptores. Para entenderlo, es como si tuvieran más pixeles que nosotros. Pero no solo eso, además tienen la capacidad de enforcar, de aumentar una parte de la imagen gracias a una "lente" que nosotros no tenemos. 
Es como si nosotros tuvieramos como ojos una cámara fotográfica de 8 megapixeles y x5 de zoom óptico y las aves vieran con una cámara de 14 Mgp y x10 de zoom óptico. (no sé si he puesto un buen ejemplo).



3º- Supervelocidad de visión.

Todos sabemos que en el cine, las cintas se componen de imágenes estáticas que al pasar de forma rápida, dan la sensación de movimiento. Esto se produce porque la capacidad humana de ver movimientos rápido es inferior a la velocidad con que cambian las imágenes estáticas que forman la película. La resolución de movimientos rápidos de las personas no supera los 50 hz. Por eso, no podemos ver los continuos parpadeos de la luz fluorescente, que se da a una velocidad de 60 Hz. Pues bien, algunas aves llegan a ver movimientos el doble de rápido que nosotros: 100 Hz.



4º- Por último, es conocida la gran capacidad de visión nocturna de los felinos, pero las aves no se quedan atrás. 

Aunque no todas, hay algunas aves que superan la capacidad de los felinos de captar la escasa luz nocturna gracias a una gotas de aceite de colores que se alojan en los conos y que centran algunas longitudes de ondas y eliminan otras.

El equidna. Experimento evolutivo.

Esta especie de erizo narizudo y rechoncho se llama equidna, y tiene una peculiaridad que solo es compartida por otro animal, el ornitorrinco. Al igual que este, el equidna es el único mamífero que nace de un huevo... no os parece raro?


Os explico brevemente:

Las primeras formas de procrear se daban en el agua de océanos prehistóricos. Los peces soltaban muchos pececillos al mar y de ellos, muchos eran devorados.  Para evitar esto, la evolución ideó algunas fórmulas diferentes de procrear: algunos peces eran escondidos en la boca de la madre, otros buscaban refugios en ... por ejemplo anémonas... y otros pececillos fueron guardados en cápsulas viscosas. Esta última forma de proteger a la descendecia fue la que evolucionó con el tiempo en los típicos huevos de los reptiles. Las cápsulas ya no eran viscosas sino duras. Huevos que conseguían que el feto evolucionara y creciera hasta convertirse en depredadores, cazadores como los adultos, pero con un tamaño menor. Cuando los mamíferos aparecieron, la forma de dar a luz a la descendencia cambió. El óvulo era fecundado dentro de la madre y, aun sin tener las capacidades de un adulto, era paridos. Por supuesto tenían que ser cuidados y alimentados por la madre, intentando así asegurar una descendencia que nacía (en general) desvalida.
Pues bien, en este camino evolutivo de la procreación, lo que parece normal es que cualquier mamífero nazca de la madre y luego se le cuide y de de mamar hasta hacerse mayor, y no de un huevo como las aves o los reptiles. Ahí está pues la peculiaridad evolutiva del equidna: el equidna nace de un huevo, por tanto, su forma de procrear no es como la de los reptiles pero tampoco como la de los mamíferos.

Pero la forma de encubar el huevo no es como las de las aves o reptiles. El equidna pone un huevo y lo lleva en una cavidad de su cuerpo entre el pelaje. Esto le permite desplazarse y proporcionarle calor y protección a la vez... una buena idea hablando de supervivencia. Luego sí, el pequeño nace y hace lo que haría cualquier mamífero: mamar.


Los taquiglósidos o equidnas (Tachyglossidae) sólo habitan en la isla de Nueva Guinea y en Australia, y son difíciles de ver. Entre sus características físicas podríamos destacar: Tienen el cuerpo cubierto de espinas, lo que unido a la dieta que llevan, mayoritariamente insectívora, y en algunos casos con predilección por las hormigas y termitas (mirmecofagia), les ha valido el nombre de "hormigueros espinosos". Son animales de cuerpo compacto, y cubierto de un denso pelaje del que sobresalen largas púas empleadas como método de defensa. Normalmente mide entre 35 y 50 centímetros de largo, con una cola de 10 centímetros, y un peso promedio de 2 a 7 kilogramos. Los machos son por regla general de mayor tamaño que las hembras. Son poderosos excavadores que emplean pies y manos para construir galerías y oquedades o escarbar en la tierra en busca de alimento.



El ciervo almizclero.


Viendo el cráneo de este animal uno es capaz de pensar que pertenece al de un depredador de grandes colmillos, recuerda al tigre dientes de sable. Pero realmente no se trata de un cazador carnívoro, no es un animal que  clave los colmillos en la traque de su presa, no infringe mortales mordidas. Este cráneo es el de un pacífico vegetariano: EL CIERVO ALMIZCLERO.

 A la diferencia de otros ciervos, a los ciervos machos no le sale una poderosa cornamenta, sino dos enormes colmillos que le confieren la apariencia de ciervo-vampiro (un término inventado por mi). Pues bien, estos colmillos van creciendo a lo largo de su vida y por lo visto, su función es la misma que la de las astas de otros ciervos... el tamaño sí importa.

Otra característica del ciervo almizclero es que a diferencia de otros ciervos, este vive en pareja.

Existen varias especies y se piensan que son más inteligentes que otros ciervos no almizclero.

Por último, quizá el rasgo más significativo, hay que decir que  el nombre que recibe este ciervo se debe a su olor a almizcle. Un olor dulzón y fuerte, que contiene feromonas y que es utilizado en algunos perfumes. De hecho, existe un cuento muy bonito sobre esta característica:

Cuando el ciervo comenzó a alimentarse por sí solo, percibió el intenso aroma del almizcle. Se preguntó, perplejo, de dónde provenía aquel perfuma dulce y envolvente. 
Comenzó a buscar su fuente por todas partes; era imposible substraerse a él, pero también lo era conocer su procedencia. El animal sentía cada vez más curiosidad. Sin tregua, seguía buscando el origen de ese aroma tan intenso. Buscaba sin cesar, día y noche, víctima de una obsesión que no hacía más que aumentar. Transcurrieron así los años. el ciervo vivió momentos de gran desfallecimiento, de indecible angustia, de profundo desconsuelo. su búsqueda no obtenía resultados. 


Grabado del siglo XV

El ciervo almizclero envejeció y murió. "Nunca supo que aquel perfume embriagador provenía de sí mismo".


Este almizcle lo contienen unas glándulas situadas en el hocico. Pero además existe otro ingrediente que él mismo produce y por el que también le convierte en objetivo de los cazadores. No es por la carne, no es por la necesidad de comer. Es cazado por una sustancia glandular que es utilizada como "droga" para deportistas. Esta prohibida y se considera dopaje.

Gracias a su olor, a su sustancia dopante, a su cada vez menos habitat (que si no lo he dicho se encuentra al este de Asia), su conservación se encuentra amenazada.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...