Escolopendra, un cazador eficaz.

Menos mal que la Escolopendra es un animal que no supera los 45 cm de largo, sino se comerían a todos los animales que encontraran. La Escolopendra es vulgarmente conocida como cienpiés, aunque se diferencia de estos, por tener 2 pares de patas más que terminan con unas uñas afiladas y a la vez venenosas.
Las Escolopendras son eficaces depredadores que cazan pequeños animales, normalmente otros artrópodos. De su forma de caza, hay que decir que las presas son capturadas entre el gran número de patas. A continuación, girando el cuerpo, le clavan las pinzas venenosas, que las paraliza o las mata. En realidad, se ha exagerado la capacidad de su veneno, de hecho, solo se conoce un caso de muerte de escolopendra... pero claro, para animales pequeños, estas dosis sí pueden ser mortales.

Lo más sorprendente es que la Escolopendra, es capaz de cazar animales más grandes que ella y también animales venenosos.


Escolopendra cazando Tarántula.



Escolopendra cazando murciélago



Escolopendra cazando serpiente.


Estos animaletes se encuentran distribuidos por todo el mundo menos en zonas frías...



La tortuga de Cantor o de caparazón blando.


Su nombre taxonómico es (Pelochelys cantorii) y comúnmente recibe el nombre de Tortuga de Cantor.  Es una tortuga un poco "rarita", me explico: como todos sabemos, la característica de las tortugas es su caparazón, que no es ni más ni menos que placas oseas juntas recubiertas con placas duras que le dan dureza y rigidez y a la vez, protege a la tortuga de posibles depredadores.

Pero la Tortuga Cantor, tiene un caparazón blando (creo que me da un poco de grima), de nada le sirve un duro caparazón a esta tortuga ya que depredadores de una tortuga que puede llegar a medir 2 metros de largo y pesar 50 kg hay pocos. Quizá el hombre sea el mayor.
Además, esta tortuga de caparazón blando suele estar bajo la arena o el fango para protegerse de los depredadores.
Pero no solo eso, se sabe que esta tortuga es feroz (dentro de lo feroz que puede ser una tortuga) y tiene una fuerte mordedura. Es un carnívoro eficaz, y entre sus presas se encuentran peces, moluscos, crustáceos y otros anfibios menores. Pero gracias a su tamaño y mordida, sería capaz de arrancarnos un dedo de la mano.

Otra curiosidad de este animalete es que se pensaba extinguido, pero en 2007 se redescubrió una hembra, y desde entonces se ha llevado un ambicioso programa de recuperación (donde se han involucrado hasta budistas) que ha dado buenos resultados. No podemos decir que ya no está en peligro de extinguirse, pero sí que se está recuperando.


Mono chato o estornudador.


Desde que lo vi por primera vez, me pareció un animal impresionante. En 2010 fue "descubierto" por la ciencia moderna (entre comillas "descubierto" porque los habitantes nativos de la zona ya lo conocían). Y es sobre todo su aspecto y sobre todo por su nariz por lo que me llamó la atención.
Su nombre taxonómico biológico es Rhinopithecus strykerie. Pero se le conoce como "mono chato de Birmania", "mono con la cara vuelta hacia arriba",  o "mono estornudado". Ahora os cuento lo de estornudador.

Cuando llueve, como tiene una nariz "super respingona" (podríamos decir que no tiene tabique nasal ) y con una piel fina y sin nada de vello facial, no para de estornudar. Aunque se cubra la cara y se la tape con las manos, aunque oculte su cara entre las rodillas; al final siempre estornuda y cuando esto sucede destaca entre la frondosidad de los árboles, le cuesta pasar desapercibido y se convierte en presa fácil para los cazadores, en las que se encuentra principalmente el hombre.

La imagen que vemos arriba es la de el único mono chato que se ha conseguido fotografiar de más o menos cerca. Es muy difícil conseguir una imagen tan bella porque se encuentran en verdadero peligro de extinción. La estupidez humana es la causante de que esta especia esté al borde de su desaparición, únicamente deciros que el mismo mono que aparece en la imagen superior sirvió de alimento al fotógrafo y a los guías que le acompañaban.

Más información de la muerte del mono chato. Aquí.
Supongo que ahora entenderéis lo de la estupidez humana.

De pelaje oscuro excepto por la piel de la cara que no tiene. Únicamente unos mechones blancos a modo de barba. Su cola es aproximadamente 1,4 veces la longitud del cuerpo: la primera muestra, un macho adulto, tiene una longitud cabeza-cuerpo de 55,5 centímetros (21,9 pulgadas), y una cola de 78 cm (31 pulgadas) de largo. Las especies pasan los meses de verano en los bosques templados mixtos a altitudes superiores de su área de distribución, y bajar a tierras más bajas en el invierno para escapar de la nieve.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...