Mostrando entradas con la etiqueta Gonodactylus smithii.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Gonodactylus smithii.. Mostrar todas las entradas

Mantis camarón (Gonodactylus smithii)

A cualquier boxeador le gustaría tener el "crochet" de este pequeño crustáceo. Un pequeño ser, que si fuera más grande y estuviera de nuestro lado, sería el mejor superhéroe que jamás ha existido.

Se les suele llamar mantis, por su parecido, pero sus patas delanteras terminan con unos garrotes fuertes que son capaces de aporrear a sus contrincantes, presas o depredadores de mayor tamaño con una potencia increíble. Puede dar golpes tan fuertes que rompen conchas, e infringen heridas mortales a peces más grandes o perspicaces pulpos.



Pero no penséis que es un simple golpe. Es tanta la potencia de su "crochet" que genera tanta energía que produce luz propia. La rapidez con la que fricciona con el agua, genera tal electricidad y calor que hierve el agua y produce la luz y el sonido similar al de las ondas de energía que hemos visto de pequeños (y no tan pequeños) en dibujos animados manga como "Bola de dragón".

Vale, he exagerado. No es tan fantástico, pero si es cierto que produce luz por la fuerte fricción con el agua. Es cierto que hierve el agua con un golpe y además, si falla el golpe, es capaz de derribar a su víctima con su onda expansiva.
El camaron mantis es conocido por los submarinistas por su agresividad, y algunas personas se entretienen haciéndoles pelear entre sí, o con otros animales como cangrejos o pulpos (típico de la raza humana). Por supuesto, tienen cuidado de cogerlos bien para evitar que de una coz les rompa un dedo.

Se ha calculado que la velocidad que alcanza el garrote mantis boxeador es de 23 m/s, lo mismo que una bala.

El otro superpoder de nuestro superheroe, es la visión. Puede mover independientemente cada uno de sus ojos (como los camaleones)  y son capaces de captar el infrarrojo y el ultravioleta. También son capaces de detectar cuatro tipos de polarización lineal y dos de polarización circular. Y también, cada ojo tiene una visión estereoscópica independientemente. Son los ojos más complejos del reino animal. Todavía no se conoce muy bien el papel preciso de este sistema, pero probablemente tenga una componente sexual. Se especula con que sea un canal de comunicación secreto.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...