Mostrando entradas con la etiqueta Medusas venenosas.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Medusas venenosas.. Mostrar todas las entradas

Aequorea victoria... una medusa verde.

Si fuera fácil lanzarnos al agua en medio del océano y empezaramos a descender y descender hasta que desapareciera la luz, y la presión, el silencio sepulcral y una densa oscuridad, descubriríamos de repente  que existe un mundo de animales increíbles, extraños y fascinantes. Un ejemplo de estos animales, puede ser la medusa Aequorea victoria o Gelatina cristal.


Una medusa bioluminiscente que a la luz del día es casi invisible, pero en la oscuridad de las profundidades produce una luz bella, una luz que hipnotiza a sus presas y las atrapa entre sus maravillosos tentáculos llenas de nematocistos (células que inyectan toxinas).

No hace mucho que se descubrió (2009), y aun poco se sabe de ella. Si no me equivoco es el único animal que produce luz verde, gracias a una proteína fluorescente verde (GFP, por sus siglas en inglés, green fluorescent protein), producida únicamente por la medusa Aequorea victoria.


Habita en la costa oeste de Norteamérica, pero como suele pasar últimamente con muchas medusas, el número de ejemplares de esta especie está creciendo debido a la desaparición de sus depredadores.


La avispa de mar, medusa de caja o irukandji.


La avispa de mar o Chironex fleckeri es considerado el animal más venenoso del planeta. Aunque existe antídoto es capaz de matar a una persona con el simple contacto en 30 minutos. A los 20 minutos de la picadura de sus células urticantes, comienza lo que se llama el síndrome irukanjdi : comienza un intenso dolor en todo el cuerpo, el ritmo cardíaco se triplica, la tensión sanguínea se duplica; por lo general la muerte sobreviene tras una embolia cardíaca.
El cuerpo principal es casi cuadrado, traslúcida y de color azul y verde (por lo que es muy difícil distinguirlas en el mar), de la cual salen 60 cilios o tentáculos de aproximadamente 80 cm de largo cada uno. Es casi transparente, por lo que es muy difícil su avistamiento para los bañistas. Por otra parte, sus picaduras son imperceptibles.
Habita generalmente en aguas tropicales de Australia y otras áreas del océano Índico occidental y del Pacífico.
Pero aun siendo un animal peligroso, no deja de ser uno de los animales más bellos de ver.



Curiosidad: Contrariamente a la creencia popular acerca de su movimiento y a diferencia de las medusas comunes, que en su mayoría son ciegas, esta especie posee cuatro grupos de veinte ojos. Pero no está claro si pueden seguir objetivos con la vista ni tampoco cómo procesan las imágenes, ya que no poseen sistema nervioso central. Nada en impulsos de 1,5 m/s, lo que le proporciona velocidad suficiente para atrapar peces.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...