Mostrando entradas con la etiqueta Ojo del águila.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ojo del águila.. Mostrar todas las entradas

La visión de las aves.

¿Cómo puede un buitre, al prospectar el terreno, ver un animal muerto a cientos de metros de altura y en una extensión de cientos de kilómetros? ¿Cómo puede ver un buho el pequeño movimientos de un ratón en plena oscuridad? ¿Cómo puede una águila harpía volar a toda velocidad sorteando los todos los obstáculos?

Todas estas ventajas visuales son características propias de las aves que, desarrollaron o mantuvieron a lo largo del proceso evolutivo... y que los humanos perdimos y por eso nos asombran tanto. Veamos las cuatro características principales que no tenemos los humanos:

1º- Luz ultravioleta. 

Nosotros, los humanos, al igual que otros simios, tenemos la capacidad de ver tres colores básicos o primarios (rojo, verde y azul), y gracias a esto y a su combinación, podemos ver miles de colores. Esta capacidad se debe a que los humanos tenemos en la retina tres tipos de conos diferentes, unos receptores para cada color. En cambio, las aves tienen cuatro tipos de conos. El cuarto sirve para el color ultravioleta y esto le da más información sobre las cosas que ven.

Aunque las aves verían la imagen de abajo con las dos partes juntas, esta nos sirve para hacernos una idea. Vemos que hay detalles en la parte ultravioleta (derecha) que nos proporciona más información y detalles que en la parte izquierda, no se aprecian.



2º- La superretina.

En general, las aves tienen, en proporción al cuerpo, unos ojos grandes. Y además en sus retinas tienen  una mayor concentración y cantidad de receptores. Para entenderlo, es como si tuvieran más pixeles que nosotros. Pero no solo eso, además tienen la capacidad de enforcar, de aumentar una parte de la imagen gracias a una "lente" que nosotros no tenemos. 
Es como si nosotros tuvieramos como ojos una cámara fotográfica de 8 megapixeles y x5 de zoom óptico y las aves vieran con una cámara de 14 Mgp y x10 de zoom óptico. (no sé si he puesto un buen ejemplo).



3º- Supervelocidad de visión.

Todos sabemos que en el cine, las cintas se componen de imágenes estáticas que al pasar de forma rápida, dan la sensación de movimiento. Esto se produce porque la capacidad humana de ver movimientos rápido es inferior a la velocidad con que cambian las imágenes estáticas que forman la película. La resolución de movimientos rápidos de las personas no supera los 50 hz. Por eso, no podemos ver los continuos parpadeos de la luz fluorescente, que se da a una velocidad de 60 Hz. Pues bien, algunas aves llegan a ver movimientos el doble de rápido que nosotros: 100 Hz.



4º- Por último, es conocida la gran capacidad de visión nocturna de los felinos, pero las aves no se quedan atrás. 

Aunque no todas, hay algunas aves que superan la capacidad de los felinos de captar la escasa luz nocturna gracias a una gotas de aceite de colores que se alojan en los conos y que centran algunas longitudes de ondas y eliminan otras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...