Mostrando entradas con la etiqueta antílope saiga.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta antílope saiga.. Mostrar todas las entradas

Saiga Tatarica o antílope saiga.


Este animal de aspecto desproporcionado es protagonista de una de las mayores migraciones que se dan en todo el mundo animal. Una migración comparable a la que se produce por millones de ñus y cebras en el centro de África.

Es un animal del tamaño de una oveja, herbívoro que se alimenta de las plantas más duras, pobres y rancias que podemos encontrar en la estepa. De unos 50 kg de peso, 70 cm de altura y poco más de un metro de largo. La característica más notable es su nariz: ancha, larga y movible, parecida a la de los tapires. Esta nariz es una adaptación perfecta al clima. En invierno calienta el aire antes de que se introduzca en los pulmones. En cambio, en verano, es capaz de filtrar  y retener el polvo que levanta el viento de las estepas. Otra adaptación al frío es su pelaje, de color canela y corto en verano, pero largo, espeso y blanco en invierno. Es un superviviente de la última glaciación.

Entre sus depredadores se encuentran a lobos, zorros, aves de rapiña y grandes rapaces.


Las últimas y numerosas migraciones van siendo cada vez más reducidas, actualmente se cree que quedan no más de 30.000 individuos y que deben pasar por zonas que crean el efecto embudo con un ancho menor a 5 km. Puentes situados en Mongolia que conectan dos zonas aun no ocupadas por el hombre.

Aparte de la destrucción de su hábitat, este animal está siendo cazado sin apenas control para conseguir sus cuernos. Los cuernos son un ingrediente que goza de cierto valor en la medicina tradicional china ya que los cuernos están sustituyendo a otro ingrediente aún más escaso, el cuerno del rinoceronte.

Actualmente se encuentra en peligro crítico de extinción.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...