Mostrando entradas con la etiqueta foca leopardo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta foca leopardo. Mostrar todas las entradas

Focas leopardos.


Cuando pensamos en las focas, siempre nos viene a la cabeza, la pequeña foca y su bonita cría mirando con sus grandes ojos negros y con atención y preocupación ante el inminente ataque de un oso polar. Pero cuando hablamos de la foca leopardo, la imagen que tenemos de las focas, no nos sirve para nada.
En principio, cuando un oso polar encuentra una foca leopardo de gran tamaño, no se atreve a cazarla. Más que nada porque puede pesar incluso más que este. Las hembras de la foca leopardo, que son más grandes que los machos, llegan a pesar 600 kg y 4 metros de longitud.

Pero claro, el oso polar también caza animales, e incluso algunos más grandes y pesados que la foca leopardo… ¿por qué no se atreve a dar caza a esta foca? Pues bien, los 600 kg de esta foca no son grasa, son puro músculo, es una foca robusta y con mucha fuerza. Su carácter es muy agresivo, y su boca está repleta de dientes afilados como cualquier buen cazador.

De hecho, la foca leopardo es un gran cazador, en su dieta entran peces, crustáceos, pingüinos e incluso otras focas como la monje. Como los buenos cazadores, tiene unos sentidos muy desarrollados, sobretodo la vista y el olfato, y dentro del agua es verdaderamente rápido y ágil.

Únicamente la Orca es la que tiene posibilidades de darle caza, aun así, prefiere no hacerlo y recordemos que la orca también caza ballenas de muchas toneladas.

Solo esto, imagínate que te estás dando un baño en el mar y te encuentras un bicho así. De todas formas aunque apenas ha habido ataques a personas, se sabe que ha llegado a morder a personas en el pie a través de agujeros en el hielo. Los científicos que viven en la Antártida saben bien que deben mantener una distancia prudencial con este magnífico animal.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...