Mostrando entradas con la etiqueta peces abisales.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta peces abisales.. Mostrar todas las entradas

PEZ FANTASMA O BARRELEYES.


Imaginaros a vosotros mismos que, cuando os levantáis por la mañana y os miráis al espejo, os dais cuenta que vuestra piel y vuestro cráneo es transparente dejando al descubierto todo vuestros órganos internos. ¿Curioso verdad? Pues eso es justamente lo que le pasa a la cabeza de este curioso pez, llamado Barreleyes o pez fantasma. Si os fijáis en la imagen inferior, podréis ver los ojos dentro de la carne, e incluso parte de su cerebro. Su cabeza es transparente y sus ojos se encuentran alojados en el interior. Como la piel deja pasar la luz, no tiene la necesidad de sacar los ojos fuera para ver, puede ver sin abrir los párpados, de hecho no tiene ni párpados, sino una masa de carne transparente y gelatinosa.


Es un pez de las profundidades abisales, y lo podemos encontrar a una profundidad de 1800 metros en los mares templados del Atlántico ,del Pacífico y del Índico. A estas profundidades apenas llega la luz solar, por eso sus ojos apuntan hacia arriba, en busca de las más mínimas señales de luz, de destellos, de reflejos o de animales bioluminiscente. ¿Para qué mirar hacia abajo si solo hay oscuridad y más oscuridad? Los ojos, aunque se dirigen hacia arriba, también puede moverse de forma independiente, como los camaleones. Además, es el único animal que tiene en sus ojos una especie de cúpula que le sirve como lente que ayuda a percibir mejor la luz de su alrededor.

Además, hablando de organismos luminiscente, hay que resaltar que el pez fantasma también tiene unos órganos luminosos que le recorren el abdomen, desde la cabeza a la cola.

El tamaño de este asombroso pez no supera los 50 cm. Su boca esta desdentada y es pequeña en forma puntiaguda, ideal para alimentarse de pequeños seres marinos. En este  vídeo lo podréis observar mejor...

El tiburon boreal. (Somniosus microcephalus)


Sabemos que el tiburón blanco puede llegar hasta 6 metros de largo y, por supuesto, es un gran depredador. Pero si hablamos de tiburones peligrosos, y asesinos de grandes presas, tenemos que hablar de uno que supera al gran tiburon blanco, se llama Tiburón Boreal.

Este tiburón, recibe otros nombre como tiburon del ártico o el tiburón de Groenlandia.

Este enorme escualo de 7 metros de longitud, vive a grandes profundidades, a 2.500 metros, donde nunca llega la luz del sol. En la oscuridad, la vista es inservible y el olfato toma el relevo. Así cuando su afinado olfato percibe la más mínima partícula de sangre de cualquiera de su presa herida, consigue hacerse con ella aun encontrándose a más de 1 kilómetro de distancia.


Es cierto que al vivir la mayoría de su tiempo en aguas frías y oscuras, tiene que reservar su valiosa energía, por eso sus movimientos son lentos... como perezosos. Pero no hay que engañarse. El Tiburón de Groenlandia sube a la superficie y cuando encuentra a su presa, no es menos agresivo que cualquier otro tiburón, ya sea el tiburón blanco, el toro o el tigre. En muchos ejemplares que han sido pescados, se han encontrado morsas, focas e incluso partes de osos polares. Me imagino pues, un oso polar, que gracias al calentamiento global tiene que cruzar a nado grandes distancias entre icebergs y al tiburón boreal acechando desde abajo, mordiendo, cansando, agotando hasta la muerte por ahogamiento a un oso polar que, ya tiene difícil su supervivencia.



Se piensa que es uno de los pocos animales que, junto con el cachalote y el tiburón dormilón del pacífico, llega a alimentarse de los calamares gigantes y colosales.

En fin, mucho más se puede decir de este tiburón, pero concluyo dándo una buena noticia, podemos alegrarnos al saber que, por ahora, este enigmático tiburón no se encuentra en peligro de extinción.

Curiosidad: En la primera imagen, se observa en el ojo "algo". Pues bien, es un parásito muy común de esta especie.

Aequorea victoria... una medusa verde.

Si fuera fácil lanzarnos al agua en medio del océano y empezaramos a descender y descender hasta que desapareciera la luz, y la presión, el silencio sepulcral y una densa oscuridad, descubriríamos de repente  que existe un mundo de animales increíbles, extraños y fascinantes. Un ejemplo de estos animales, puede ser la medusa Aequorea victoria o Gelatina cristal.


Una medusa bioluminiscente que a la luz del día es casi invisible, pero en la oscuridad de las profundidades produce una luz bella, una luz que hipnotiza a sus presas y las atrapa entre sus maravillosos tentáculos llenas de nematocistos (células que inyectan toxinas).

No hace mucho que se descubrió (2009), y aun poco se sabe de ella. Si no me equivoco es el único animal que produce luz verde, gracias a una proteína fluorescente verde (GFP, por sus siglas en inglés, green fluorescent protein), producida únicamente por la medusa Aequorea victoria.


Habita en la costa oeste de Norteamérica, pero como suele pasar últimamente con muchas medusas, el número de ejemplares de esta especie está creciendo debido a la desaparición de sus depredadores.


Pez Hacha, Argyropelecus gigas o fantasma de los océanos.

En la profundidad de los océanos los hábitats que se encuentran son muy diferentes a los que podemos encontrar en aguas costeras poco profundas o en los primeros 200 metros de profundidad. Por eso, los animales que se encuentran son también muy diferentes. Animales que se han tenido que adaptar a grandes presiones, a temperaturas bajísimas y por supuesto a la infinita oscuridad.


Ya vimos al pez pelícano, un monstruo de las profundidades. Pero ahora quiero mostraros otro animal que habita en los abismos: Argyropelecus gigas o pez hacha gigante (el de la imagen).



Este animal de "aspecto amistoso" se sitúa en profundidades superiores a los 600 metros. Con sus ojos tenebrosos, mira hacia arriba y detecta las siluetas de sus presas que puede ver en contraste con la tenue luz (imperceptible para nosotros)  que proviene de la superficie.

Pero no solo eso, si pensáramos que otro depredador más terrible aun que el Pez Hacha utilizara la misma técnica para detectar a este y otros peces, nos daríamos cuenta de una característica de supervivencia y adaptabilidad propia del Argyropelecus gigas... se hace INVISIBLE. Es capaz de producir, gracias su órgano fotóforo ( que produce luz)  los reflejos azules similares a los que se ven si se mira a la superficie, haciéndose totalmente invisible.

Por último, no penseis que este pececillo de entrañable os acecha en las profundidades. Es inofensivo para las personas, porque aunque su especie tenga la palabra gigante, no mide más de 15 cm. Distribuidos por las aguas profundas abisales del océano Atlántico y del océano Pacífico. 


Le suelen llamar :
EL FANTASMA DE LOS OCÉANOS.

El pulpo dumbo.

Son en las profundidades del océano donde encontramos a este animalete tan extraño y gracioso. Se trata de un pulpo (realmente es un género de pulpos) que vive entre los 3.000 y 5.000 metros de profundidad y recibe el nombre de Pulpo Dumbo (Grimpoteuthis) ya que sus aletas recuerdan a las orejas de un elefante.

Donde vive este pequeño cefalópodo de 20 cm de largo, no llega la luz de sol y eso explica que sea de color blanco o tonalidades muy claras.

Al vivir en la zona abisal, se sabe muy poco del Pulpo Dumbo, excepto que para comer baja a las profundidades. Y es la forma de comer, una característica única de este pulpo. En comparación con otros, el Dumbo se traga a su presa entera y no la va picoteando como hacen los demás pulpos. Entre sus presas podemos encontrar pequeños crustáceos y algunos gusanos marinos.

Se puede vaciar la capa transparente de su piel a voluntad. La especie de pulpo Dumbo más grande jamás registrado fue de 1,8 metro de longitud y pesaba casi 6 kg pero como hemos dicho,  el tamaño normal para las diferentes especies se cree que es más pequeño.




El pez pelícano.


Desde las abisales profundidades de los océanos, os presento al Eurypharynx pelecanoides o comúnmente llamado Pez Pelícano. En seguida veréis el porqué de su nombre. Yo, desde que lo ví me impresionó, y siempre que he buceado he pensado que moriría de un infarto cuando desde la oscuridad del mar surgiera un animal como el Pez Pelícano.

Pero este pez vive a muchos metros (incluso kilómetros) de profundidad y es por eso que se ha visto pocas veces, y es por eso, que poco se sabe de él.



BATHYNOMUS, la cochinilla gigante




Desde la profundidades abisales de los oceános, os presentamos al Bathynomus giganteus  , el isópodo gigante, el más grande conocido hasta ahora. Dentro de este orden, el isópoda, podemos encontrar a crustáceos tan conocidos como el bicho bola o cochinilla, la pulga de mar y otros isópodos tan importantes para el mantenimiento de la vida mundial, son muchas de las especies que forman el Krill.

Pero el Bathynomus giganteus no tiene ese nombre porque sea especialmente pequeña, realmente es la más grande conocido, llega a superar los 50 cm de largo y casi 2 Kg de peso….  Como veis, es enorme, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría de los isópodos no superan el cm de longitud.

Este rarito, curioso pero a la vez grimoso animalete vive en las profundidades de los océanos a más de 2.000 metros. Una profundidad en que la oscuridad, el silencio y la alta presión  exigen duras condiciones de supervivencia.


Estos animales son las barrederas del mar. Se pasan el tiempo limpiando el fondo del mar, todo aquello que cae de la superficie, desde un calamar hasta una ballena enorme. Todo aquel que muera y caiga a la profundidad será devorado por una cochinilla gigante.

Por tanto es un carroñero, poro puede convertirse en un depredador activo capaz de dar caza a grandes fieras como pepinos de mar y esponjas… bueno, y otros más difíciles de comer.
Dado que en la profundidad abisal es difícil encontrar comida de manera continua, el Isópodo gigante puede pasar meses sin comer, moviéndose lentamente reserva la energía, pero cuando encuentra comida, se pega unos atracones que apenas puede moverse.

Una curiosidad, según las últimas investigaciones pueden llegar a 1 metro de largo y, los ejemplares van aumentando en tamaño a medida que bajamos a las profundidades.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...